martes, 10 de abril de 2012

Max sostiene es posible la cobertura universal de salud para 2016


El doctor Max Puig sostuvo que es posible garantizar para el año 2016, la cobertura universal del servicio de salud en la República Dominicana, al tiempo de proponer medidas como la incorporación de la perspectiva de género como eje transversal del sistema para que hombres y mujeres reciban atención de acuerdo con sus características propias.

Puig, candidato presidencial de la Alianza por la Democracia, al presentar su propuesta en rueda de prensa, estimó que el sistema sanitario nacional se caracteriza por ser muy inequitativo, desarticulado, ineficiente y de baja calidad.

Propuso, además, el incremento del gasto público en salud, llevándolo a 2.5% del PIB. De este gasto, por lo menos el 20% será asignado a salud colectiva y precisó que de igual manera, el 30% de la inversión en la red única de proveedores de servicios de salud será asignado al primer nivel de atención.

Reveló que el gasto público en salud en la República Dominicana es más bajo que en países con condiciones económicas similares, lo que trae como consecuencia un alto gasto de las familias en salud, señalando que este ha rondado los últimos años cerca del 1.6% del PIB.

Apuntó que el sistema sanitario no ha garantizado una amplia participación social y no es suficientemente transparente en la gestión de los recursos, precisando que los precios de los medicamentos en República Dominicana son de los más altos en el continente.

Indicó que la mortalidad materna e infantil es muy superior a la de países de la región con condiciones económicas similares o inferiores.

Dijo que es una necesidad superar el actual modelo de atención aumentando la capacidad del primer nivel de atención, reestructurando los servicios por ciclos de vida y orientando la acción a la educación, promoción y prevención por prioridades.

“Para eso elevaremos la capacidad de resolución del primer nivel de atención hasta lograr que al menos el 70% de los problemas de salud que demandan atención puedan ser adecuadamente resueltos en este nivel”, subrayó.

Planteó que es preciso reformular el Plan Decenal de Salud 2006-2015 porque a éste no se le ha dado el debido seguimiento por falta de voluntad política y afirmó que es necesario revisar la metodología de cálculo del Plan Básico de Salud (PBS), de tal forma que éste exprese con claridad los costos reales de los servicios.

Expresó que para aumentar la eficacia de los servicios públicos de salud se debe establecer la red única de provisión de servicios públicos de salud.

Puig se mostró partidaria de la realización de convenios de gestión con las ONGs que brindan servicios de salud, a fin a de que la entrega de recursos públicos a éstas se realice sobre la base de la transparencia y la productividad.

Agregó que también es necesario fortalecer los servicios de Salud Colectiva mediante la creación de redes y a una orientación en base a resultados específicos y concretos.

Explicó que en estas redes se le dará participación a los ayuntamientos y a las ONGs, señalando que para esto se fortalecerán las aéreas de vigilancia epidemiológica, participación social y la salud ambiental.

Significó que la epidemia del VIH se comporta en el país como una epidemia generalizada con focos concentrados, ya que afecta al 1% de las embarazadas y a más del 5% de las poblaciones más expuestas.

Recordó que todavía el país no ha podido superar la incidencia de enfermedades como la malaria, la tuberculosis, el dengue y otras. A esto se añade el hecho de que recientemente en el país se ha desarrollado el cólera.

Aseveró que la República Dominicana no cuenta con un sistema de políticas de salud sostenibles para la prestación de servicios a las personas con discapacidad, ni tampoco de prevención de las discapacidades.

Señaló que las primeras causas de muerte en el país son las enfermedades cardiovasculares, la diabetes, la cirrosis hepática, la hipertensión y varios tipos de cáncer, estableciendo que estas son enfermedades en su gran mayoría consecuencia de inadecuados hábitos de vida y son prevenibles si se tiene acceso oportuno a atenciones de calidad que aseguren la promoción de una vida saludable y el control de sus principales factores de riesgo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

http://www.speedyshare.com/211761403.html

Manuel El Comunitario, La Voz de la Comunidad