domingo, 10 de abril de 2011

LA UNION HACE LA FUERZA



Por: Lic. Héctor M. Ramírez Sosa

Para hilvanar parte de esta breve argumentación necesariamente debo remontarme al pasado. Me ubico entre el 2003 y el 2004, donde el partido del “jacho prendió”, el partido del extinto JOSÉ FRANCISCO PEÑA GÓMEZ, el líder histórico del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), sufrió una crisis interna por dos factores: DIVISIÓN y REELECCIÓN, la cual finalmente lo llevó a donde está hoy, FUERA DEL PODER. Nadie lo sospechó, ni el “Mago de Oz”, mucho menos el “Chapulín Blanco”. Indiscutiblemente, a pesar de la situación económica que arropó al país en los últimos años de mandato del expresidente RAFAEL HIPÓLITO MEJÍA DOMÍNGUEZ, ya que esta entidad política aún lucía robusta, había venido de un proceso eleccionario Congresual y Municipal, efectuado el 16 de mayo de 2002, en el cual, dicho y escrito en el lenguaje llano del dominicano, ARRASAN CON TO. Controlaron el Congreso con 29 Senadores de 32 y 73 Diputados de 151, por igual en los Ayuntamientos o Alcaldías, 104 Síndicos o Alcaldes de un total de 125.

Dicha DIVISION del PRD, en ese entonces, tuvo su origen cuando el exdirigente de ese partido, HATUEY DE CAMPS JIMÉNEZ, se opuso radicalmente a la REELECCION para el cuatreño 2004-2008, partiendo de los ideales y principios del Dr. Peña Gómez. Se mantuvo en total desacuerdo a la acción orquestada desde el Congreso al modificar la Constitución para darle paso a la aspiración continuista del Ing. Mejía Domínguez y sus cachanchanes. Esto provocó la salida del Lic. De Camps Jiménez del seno de esa organización. Al referido, muchos lo tildan de traidor, pero a mi entender no debe ser, ya que resultó triunfador cuando el tiempo le dio la razón, al comprobar que el síndrome reeleccionista de un grupo le propinó a su propio partido LA DERROTA.

Nuevamente el PRD se encuentra sumergido en una disyuntiva que puede conducirlo a otra DIVISION, debido al alegato de fraude en su recién certamen electoral, del 6 de marzo del año en curso, por la candidatura a la presidencia para las venideras elecciones del 16 de mayo del 2012 por el período presidencial 2012-2016. El ING. MIGUEL VARGAS MALDONADO no acepta el resultado que da victorioso al Ing. Hipólito Mejía, basado en que muchos seguidores del PLD fueron enviados a votar a favor de su contendiente, ya que estas elecciones de precandidatos fueron a padrón semiabierto. Esta organización tiene un historial con inclinación al divisionismo. Dicen que es el fucú de la ambición, el cual vive merodeando por sus predios y no los deja armonizar. Recordemos que en 1973 se marchó su fundador, Prof. Juan Bosch, al tener diferencias con varios de sus líderes, entre ellos el Dr. Peña Gómez. En 1989 lo hizo el LIC. JACOBO MAJLUTA AZAR por desacuerdos principalmente con el Dr. Peña Gómez y el fallecido expresidente DR. JOSÉ SALVADOR OMAR JORGE BLANCO. Y, por último, vimos la salida del Lic. De Camps Jiménez en el año 2004, a raíz de sus contrariedades con el Ing. Mejía Domínguez por la no reelección. Esperamos, por el bien de la gran familia perredeísta y nuestra democracia, que el Ing. Vargas Maldonado no sea el siguiente. Que prime la unión y la concordia entre ambos líderes y, sobre todo, que se vuelque el respeto y la estabilidad por esa organización.

Yéndonos a otro escenario donde contemplamos el partido de la “estrella amarilla”, el partido del fenecido PROF. JUAN EMILIO BOSCH GAVIÑO, el presidente ad vitam y líder indiscutible de todos los tiempos del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), en éste, los signos de interrogación se despejan, el panorama pinta de otro color y se intensifica una nueva amalgama. Ahora se calma la tempestad, ya no soplan los vientos reeleccionistas que procuraban transformar, de señorita a señora, la Constitución para llevar al presidente DR. LEONEL ANTONIO FERNÁNDEZ REYNA a la REELECCION. Esta pretensión egoísta de un grupo oficialista se disipa cuando el Dr. Fernández Reyna, en su alocución del viernes 8 de abril, manifestó su declinación de manera voluntaria y espontánea, con actitud de desprendimiento, a una nueva repostulación presidencial. El Presidente Leonel se engrandece ante la historia política dominicana con su postura y deja puertas abiertas a una aspiración futura. Rompe los vaticinios de una posible DIVISION en su organización ante la REELECCION, para dar paso al fortalecimiento democrático del PLD y el país, consolidar nuestra nueva Constitución y llevar el sosiego a la población. ¡¡A BUENA HORA, SEÑOR PRESIDENTE!! CAPTÓ EL MENSAJE DEL PUEBLO: NO A LA REELECCION.

Como hemos visto, el panorama en el PRD, por ahora, es el que luce un poco incierto, pero dice una sabia frase: “En todos los ejércitos, la unidad de voluntad y de pensamiento es lo que asegura la victoria sobre los enemigos”. Partiendo de ésta me atrevo a decir que el triunfo en el 2012 lo disfrutará quien logre mantener su escuadrón político unido y no solo para estarlo, sino para alcanzar juntos el triunfo que los conducirá AL PODER. Esto, además, va a depender de conquistar el ánimo o entusiasmo de un pueblo que está harto de comprar falsas esperanzas en cada proceso electoral. Un pueblo que no ve verdaderas soluciones en el orden de la ALIMENTACION, la SALUD y la EDUCACION, pero ve un Estado arropado por la CORRUPCION. Un pueblo que busca TRABAJO y SUPERACION. Un pueblo que quiere ver menos POBREZA y DESIGUALDAD. Un pueblo que no pierde su ilusión de vivir sobre las bases de la PAZ, la JUSTICIA y el PROGRESO.

¡¡Sí, vencerá la UNION a la DIVISION!!, pero al final, vencerá quien planteé alternativas y dé SOLUCIÓN a los graves males de nuestra NACION.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

http://www.speedyshare.com/211761403.html

Manuel El Comunitario, La Voz de la Comunidad