sábado, 12 de marzo de 2011

TRAGEDIA LA ESCENA EN NATORI, UNA DE LAS CIUDADES ARRASADAS.




Aunque el último reporte oficial confirma al menos 700 fallecidos, los medios locales hablan de mil y el gobierno espera muchos más. Tras el terremoto de 8.9 en la escala de Richter, hubo un sismo de 6.8, otro de 6.6 y decenas de réplicas. Se mantiene el alerta de tsunami.


TRAGEDIA. La escena en Natori, una de las ciudades arrasadas.


EL GOLPE. Una ola gigantesca arrasa la ciudad de Natori, en el este del país.


JAPÓN. Un fuerte terremoto provocó un tsunami y el estado de emergencia de energía nuclear. (AP)


LLAMAS. Una refinería de la ciudad de Ichihara arde luego del terremoto que sacudió Japón. (AP)


JAPÓN. Caos total en Tokio tras el terremoto‎. (AP)


JAPÓN. Un fuerte terremoto provocó un tsunami y el estado de emergencia de energía nuclear. (AFP)


JAPÓN. Un fuerte terremoto provocó un tsunami y el estado de emergencia de energía nuclear. (AFP)


Un fuerte terremoto de 8,9 en la escala de Ritcher, en Japón provocó un tsunami.




Impactantes imágenes del terremoto en Japón


Hay alerta de tsunami en 19 países

Alerta atómica en Japón: una planta superó mil veces los niveles normales de radioactividad

La embajada argentina en Tokio confirmó que hasta el momento no hay reporte de ciudadanos heridos

Un barco y dos trenes con cientos de pasajeros desaparecieron tras el tsunami


Japón tembló otra vez y el horror no para. Después del trágico terremoto de 8.9 grados en la escala de Richter que destruyó la zona noreste del país, un nuevo sismo conmovió a los sobrevivientes. Esta vez fue de 6.8 y ocurrió en la costa oriental del país, a una profundidad de 24 km y a 174 km al sudeste de la ciudad de Sendai. Más temprano, alrededor de las 4 de la madrugada (hora local), otro de 6.6 había golpeado fuerte al oeste, en las provincias de Nagano y Niigata. A los brutales sacudones hay que sumar la cantidad de víctimas que no para de crecer. Los medios locales hablan ya de más de mil muertos y las cifras oficiales -aunque menores- suben con las horas.


Tras un día trágico, con la noche llegó el frío y subió el temor en Japón, donde las réplicas parecen no tener fin. Devastado, el país se enfrenta a unas de sus horas más difíciles. La Agencia Meteorológica lanzó otro alerta y advirtió del riesgo "importante" de un nuevo tsunami en las provincias de Iwate, Miyagi y Fukushima, las más afectadas por el sismo de 8.9 grados en la Escala de Richter que hoy destrozó gran parte de su territorio.


Pasada la medianoche en Japón, aún no se había reestablecido la electricidad en el noreste, donde se produjo el epicentro del sismo. Y el frío se metió en el cuerpo y en el alma de los sobrevivientes. Con apenas 3 grados Celsius, las horas por venir se vuelven aún más difíciles. Los habitantes de las zonas afectadas han perdido todo. Y en la montaña, hasta ayer, podían verse en algunas partes más de 50 centímetros de nieve.


El terremoto de hoy es el más feroz de la historia de Japón, con 8,9 grados en la escala de Richter, y causó centenares de muertos, aunque no es posible calcular con precisión la cifra, que crece minuto a minuto, ya que la magnitud del temblor y el posterior tsunami arrasó con casas, autos y calles enteras en las ciudades costeras.


La última cifra proporcionada por la Policía habla de al menos menos 700 personas muertas y 800 desaparecidas, además de cientos de heridos. Pero los medios locales se animan a más y aseguran que hay al menos mil muertos y muchos más desaparecidos.


Se informó también que en la costa de la ciudad portuaria de Sendai se hallaron entre 200 y 300 cuerpos sin vida que serían de residentes que murieron ahogados por las grandes olas que azotaron la zona, según informó la agencia Kyodo.


El gobierno japonés ha desplazado a 8.000 militares a la zona más afectada y, según declaró el ministro de Relaciones Exteriores nipón, Takeaki Matsumoto, el Poder Ejecutivo le pidió a Estados Unidos la ayuda de las tropas estadounidenses desplegadas en distintas bases del país desde hace más de medio siglo.


El terremoto se produjo a las 14.46 hora local con epicentro en el océano Pacífico, a 130 kilómetros de la costa de la provincia oriental de Miyagi y a una profundidad de 20 kilómetros. Media hora más tarde, a las 15.15 hora local, un segundo sismo de 7,4 grados en la escala de Richter se registró al sur del primero, también con epicentro en el Pacífico y esta vez a unos 100 kilómetros de la provincia de Ibaraki.


Sendai, capital de la provincia de Miyagi y con cerca de un millón de habitantes, parece ser una de las ciudades más afectadas, ya que allí hubo olas de hasta diez metros que llegaron a su puerto. El nuevo alerta de tsunami revivió todos los temores.


En la provincia de Iwate se derrumbaron calles enteras de casas. Y seguía incontrolable el gigantesco incendio que se declaró en una refinería de la ciudad de Chiba, al norte de Tokio, y que fue seguido por una fuerte explosión.


El terremoto ha sido mayor que el que en 1923 se produjo en Tokio, de 7,9 grados, y causó la muerte de más de 140.000 personas, si bien entonces la infraestructura de Japón no estaba tan preparadas como ahora para afrontar los temblores.


El servicio geológico de Estados Unidos ha registrado hasta el momento al menos 58 réplicas de por lo menos 5 grados Richter. Una alcanzó los 7,1 grados y 14 fueron de entre 6 y 6,8 grados.


(Fuente: Agencias)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

http://www.speedyshare.com/211761403.html

Manuel El Comunitario, La Voz de la Comunidad